CoatepecLaCapitalDelCafe-5372714

Documents

16 pages
10 views

Please download to get full document.

View again

of 16
All materials on our website are shared by users. If you have any questions about copyright issues, please report us to resolve them. We are always happy to assist you.
Share
Description
CoatepecLaCapitalDelCafe-5372714
Transcript
  URBS .  Revista de Estudios Urbanos y Ciencias Sociales. Volumen 5, número 2, páginas 49-63  –   Papers    –  ISSN: 2014-2714  49 Coatepec, “la capital del café”: una aproximación desde el desarrollo geográfico desigual, el turismo y la renta cultural monopólica Coatepec, the “coffee capital ”: An appr  oach from uneven geographical development, tourism, and cultural monopoly revenues Fabián González Luna  Universidad Nacional Autónoma de México fabian_gluna@yahoo.com.mx Resumen.   El principal objetivo del artículo es discutir un esquema teórico que permita aproximarse y comprender el vínculo existente entre un turismo basado en la patrimonialización de la caficultura, la generación de rentas culturales monopólicas y la reproducción de un desarrollo geográfico desigual. La reflexión se construye a través del estudio de la ciudad de Coatepec, Veracruz (autonombrada como la “capital del café”), colocando especial interés en cómo se ha impulsado la conformación de nichos o marcas especializadas con base en la mercantilización de los bienes patrimoniales de la propia comunidad. La estrategia metodológica se basa en la discusión de los conceptos clave, la identificación y trabajo de campo con las personas y procesos sociales protagónicos (mediante entrevistas, recorridos y caracterización de la localidad), y la discusión de las transformaciones de las prácticas económicas, políticas y culturales como una forma específica del desarrollo geográfico desigual. Abstract.  The main purpose of this article was to propose a theoretical scheme for an approach and understanding of the bonds among tourism based on the coffee-growing heritage, the generation of monopolistic cultural rents and the reproduction of uneven geographical development. This reflection was constructed in a study of the city of Coatepec, Veracruz (self-appointed coffee capital ), placing special emphasis on how it has driven the creation of a niche, or specialized brands, based on the commercialization of community assets. The methodological strategy was based on the discussion of key concepts, identification and fieldwork with the subjects and the major social processes (by interviews, tours and characterization of the town), and discussion of the changes in the economic, political and cultural practices as a specific form of uneven geographical development. Palabras clave.  Turismo patrimonial; desarrollo geográfico desigual; renta cultural monopólica. Keywords . Heritage tourism; uneven geographical development; cultural monopoly rent. La tradición del café se está perdiendo, antes todo el tiempo se hablaba del café, ahora se habla de lo que pasa en la ciudad o de otras cosas, hasta la feria que se hace del café ya no es igual, ya es más relajo que otra cosa, y es una lástima porque sin el café no nos queda nada. (Caficultor de Coatepec) Puntos de partida para la reflexión: ciudad, patrimonio y turismo Pensar la ciudad significa reflexionar sobre las diversas formas en que las sociedades se realizan por medio de la producción de sus espacios. Por lo tanto, a partir de considerar que la espacialidad de la ciudad da cuenta de la objetivación y subjetivación de proyectos específicos y concretos de reproducción social, y que éstos se encuentran signados por una apropiación diferencial de bienes y por procesos de subordinación y control, la propuesta de este trabajo consiste en discutir la relación entre desarrollo geográfico desigual y la renta cultural monopólica en una ciudad que se sustenta material y discursivamente en la caficultura. Como punto de partida se considera que, históricamente, la lógica de la reproducción social ha implicado la generación de un desarrollo geográfico desigual como condición necesaria  Coatepec, la “capital del café”  ISSN: 2014-2714  50 para su propia reproducción, lo cual, entre otros mecanismos, se ha realizado a través de la búsqueda de rentas espaciales diferenciadas.  Al menos durante los últimos cincuenta años, las ciudades se han constituido como el principal locus material y simbólico del capitalismo, fundamentalmente a través de una gran concentración y centralización de medios de producción, fuerza de trabajo y masa de consumidores, significando el espacio paradigmático de la realización y acumulación del valor, y por lo tanto, enclave de la lógica (re)productiva de nuestras prácticas y significaciones cotidianas. Al respecto Ana Alessandri (2008, p. 107) menciona que “ la ciudad, como manifestación elocuente de la concentración en general, particularmente de fuerza de trabajo, se manifiesta como una clara ilustración de la espacialidad específica del capitalismo avanzado ”. En las ciudades se reelaboran y resignifican las prácticas y representaciones espaciales dominantes. Sin embargo, las formas en que éstas se grafían son diferenciadas tanto entre ellas como en su interior. La ciudad, como producto insignia de la modernidad capitalista, en términos generales es discontinua, segmentada y diferenciada espacialmente en usos y en concentración de valor; de tal manera que manifiesta la heterogeneidad de la imposición de la homogeneidad capitalista. Se puede establecer que los procesos generales de valorización que se efectúan de modo dominante en las ciudades se concretizan de formas muy diversas y, por lo tanto, también son representados y resignificados socialmente de manera diferenciada. Al respecto, retomando a Robert Park, el geógrafo David Harvey (2013, p. 20) señala que “la cuestión de qué tipo de ciudad queremos no puede separarse del tipo de personas que queremos ser, el tipo de relaciones sociales que pretendemos, las relaciones con la naturaleza que apreciamos, el estilo de vida que deseamos y los valores estéticos que respetamos” . En este sentido, se considera necesario reflexionar sobre cómo se están incorporando ciertas representaciones (colocando especial atención en sus mecanismos de conformación y significación) en procesos de valorización que son cada vez más importantes tanto para la acumulación como para la propia reproducción de la vida cotidiana de los habitantes de las ciudades. Aquí se destacan las diversas formas de mercantilización de las prácticas y bienes culturales (sean éstos considerados o no como patrimoniales). Es importante referir que “ cultura ”  es un concepto polisémico que cotidianamente es utilizado para referirse a los diversos conjuntos de prácticas y códigos de significación que determinan cómo nos reproducimos, es decir, la cultura representaría un paquete de herramientas y estrategias identitarias para significar las experiencias (Aquiles Chihua, citado en Concepción Alvarado, 2015). Bolívar Echeverría (2001) señala que la cultura es un sistema complejo de prácticas, simbolizaciones, creencias, patrones de reconocimiento y normalización, y técnicas que derivan en formas específicas de reproducción y explicación de las experiencias tanto fundamentales como cotidianas, es decir, la cultura da sentido a la condición humana y conforma una explicación de qué somos, cómo nos entendemos y cómo nos reproducimos.  Coatepec, la “capital del café”  ISSN: 2014-2714  51 Planteada de esta manera, la cultura representa un medio fundamental no solamente para la reproducción social, sino también para la producción de bienes básicos. Históricamente, el capitalismo ha realizado un avance  sobre los procesos culturales que se traduce en que la reproducción del capital se posiciona como la finalidad y objetivo primordial, inclusive por encima de la propia reproducción del conjunto de herramientas y estrategias identitarias, reduciendo a la cultura a un medio de acumulación. Para que la lógica de acumulación de capital pueda utilizar a los procesos culturales como medio para generar ganancias, necesita limitar la cultura, cualquiera que sea su expresión, a un conjunto de bienes o servicios intercambiables, vaciando su significado social para sustituirlo por un valor de equivalencia, de intercambio sólo realizable en el mercado, quedando sujeta a sus normas de competitividad. En su mercantilización, ocurre un fenómeno muy interesante que debe ser considerado, y es que, aunque su cosificación implica un proceso de homogeneización como bien intercambiable monetariamente, las mercancías culturales son representadas como excepcionales e irrepetibles, con la finalidad de incrementar su precio y obtener una ganancia mayor que, además, no se sustenta directamente en la explotación del trabajo, sino justamente en la valorización de la representación social, que es enajenada en favor de quienes las pueden intercambiar. En estas líneas, la valorización se refiere al proceso de producción capitalista donde se subordina el trabajo vivo y el valor de uso creado a la realización del intercambio y la acumulación, de tal manera que el sentido de reproducción concreta de la comunidad queda dominado por la reproducción abstracta, la del mercado. En el ejemplo que se busca desarrollar, la reproducción de la ciudad como un conjunto de prácticas materiales y simbólicas, es cada vez más subordinada a las necesidades de mercantilización, implicando formas ampliadas y renovadas de despojo. En esta dirección, la idea de “puesta en valor” hace referencia a cómo bienes y procesos culturales son incorporados al mercado como mercancías, de tal manera que las personas o grupos que se pueden beneficiar de la mercantilización de la cultura no son necesariamente los agentes productores de dichos bienes, sino los que tienen la propiedad de los medios objetivos para su valorización e intercambio, entre los que se destacan los capitales turísticos. En los últimos años, el turismo cultural se ha consolidado como una de las principales actividades donde la valorización de la ciudad como objeto de intercambio, tanto en su dimensión tangible como intangible, concretiza relaciones desiguales de poder y, en especial, de acceso diferenciado a la propia ciudad como bien social y a los beneficios generados por su comercialización. De esta manera, el turismo cultural representa un ámbito de reflexión fundamental para aproximarse a la reelaboración de imaginarios colectivos que impactan en las formas en que se apropian los territorios, tanto en términos de sus prácticas materiales como de sus representaciones simbólicas.  Coatepec, la “capital del café”  ISSN: 2014-2714  52 Para ampliar la reflexión entre el fenómeno del turismo y los bienes culturales es importante retomar lo que Ángeles López y Gustavo Marín (2010, pp. 226-227) señalan respecto a que “ el turismo constituye no sólo una de las fuerzas hegemónicas de la economía política capaz de dirigir eficazmente la acción productiva, articulando diversos niveles y órdenes de  poder, sino que además, en su carácter de producción cultural, es un proceso hegemónico cultural que genera y alimenta una demanda de consumo de representaciones de lo «otro» y los «otros», a partir de la imposición de valores y representaciones del mundo propias de las clases medias de Occidente. En última instancia, explican, los productos se estetizan en el proceso de mercantilización, al mismo tiempo que las mercancías se fetichizan (imágenes, objetos, experiencias y lugares turísticos) disociándolas de las relaciones de su  producción ”. Pero el turismo cultural no necesariamente sólo representa una mercantilización y banalización de los recursos y bienes culturales de las diferentes comunidades (Emilce Cammarata, 2006), ya que también puede significar un vehículo para reconocer expresiones culturales y el papel fundamental que éstas juegan como recursos básicos para la construcción de identidades e imaginarios que dotan de sentido a la vida social. El turismo cultural es contradictorio y conflictivo, ya que, mientras visibiliza y genera oportunidades (a veces como única alternativa) de reproducción social de imaginarios no hegemónicos 1 , implica, en su proceso de valorización, una subordinación del valor de uso (condición o factor de reproducción social) de los bienes culturales a su valor de cambio, es decir, a la reproducción del mercado. Y, cuando se efectúa esta manera específica de mercantilización, se abren posibilidades para que los beneficios generados (las ganancias directas e indirectas) sean apropiados por sólo un grupo en detrimento de la comunidad en su conjunto. En esta dirección, la discusión sobre el turismo, en cualquiera de sus vertientes, debe tomar distancia de sentencias absolutas, para enfocarse en las formas específicas en que se realiza, y así poder identificar en qué situaciones y momentos representa una opción de retroalimentación social y económica para las comunidades, y cuándo una subordinación y despojo de sus capitales simbólicos por medio de la mercantilización del patrimonio; sin olvidar que una misma actividad puede significar cosas distintas para distintas personas y grupos dentro de una sociedad marcada por las diferencias de clase. Lo que para algunos puede ser un mecanismo de integración y reproducción puede representar una forma de sujeción y despojo para otros. Los recursos culturales de las distintas comunidades cada vez son más atractivos para la industria del turismo, Ángeles López y Gustavo Marín (2010, p. 234) indican que se observa “ una «turistificación» intensiva por todos lados del mundo, representada por la promoción de circuitos turísticos que presentan una oferta diversificada, donde se instrumentalizan 1  Se considera la hegemonía como un marco particular de ejercicio de poder, como el campo cultural simbólico donde se da la dominación, y, por tanto, tiene que ver con aspectos tanto materiales como simbólicos y discursivos donde los dominados y dominadores interactúan y construyen sus prácticas cotidianas.
Advertisement
Related Documents
We Need Your Support
Thank you for visiting our website and your interest in our free products and services. We are nonprofit website to share and download documents. To the running of this website, we need your help to support us.

Thanks to everyone for your continued support.

No, Thanks
SAVE OUR EARTH

We need your sign to support Project to invent "SMART AND CONTROLLABLE REFLECTIVE BALLOONS" to cover the Sun and Save Our Earth.

More details...

Sign Now!

We are very appreciated for your Prompt Action!

x