El mosaico de Dexter de la villa de La Vega de Puebla de la Calzada

Economía y Empresa

10 pages
2 views

Please download to get full document.

View again

of 10
All materials on our website are shared by users. If you have any questions about copyright issues, please report us to resolve them. We are always happy to assist you.
Share
Description
El mosaico de Dexter de la villa de La Vega de Puebla de la Calzada
Transcript
  <Homenaje a la Dra. D Milaglo Gil-Mascarell Boscà> Extremadura Arqueológica, V. Cáceres-Mérid a, 1995, pâgs. ill-Zt9 EL MOSAICO DE DEXTER DE LA VILLA ROMANA DE LA VEGA. PUEBLA DE LA CALZ.ADA* JOSÉ-MARÍa ÁIvAnBZ MARTÍNEZ 1. INTRODUCCIÓN El 15 de febrero de 1971, en la finca de regadío <La Vega>>, del término municipal de Puebla de la Calzada (38'52' N.-2o 56'W.), situada junto al Guadiana en un terreno de carácter aluvial y propiedad de don Juan García Pérez, al efectuarse labores de explanación para preparar cultivos de maíz aparecie- ron las ruinas de una villa romana. Las circunstancias del hallazgo fueron comunicadas a los maestros de la localidad don ManuelPuerto, don Fernando Manso y don Pedro Macías, quienes se interesaron inmediatamente por los des- cubrimientos y, al percatarse de la importancia de los mismos, lo pusieron en conocimiento del director de los Museos ArqueotOgicos de Mériãa y Badajoz, ala sazóndon José Aluare, Sáenz de Buruaga, quien se desplazó al lugar del hallazgo paru rcalizar el informe correspondienter. Lo descubierto correspondía a una habitación casi cuadrada, de 9,30 m. x 8 m., con una puerta al N. de 2,60 m. de luz, no centrada, a 2,50 m. y 2,80 m., respectivamente, de los ángulos. El sistema de construcción es el tradicional de la arquitectura doméstica del territorium emeritense, es decir, un bancal de unos 50 cm. de espesor, en este caso realizado con el material existente en Ia zona, cantos rodados de las orillas del Guadiana, soble el que se establecieron las paredes de la piezas en tapial-adobe. Se conservaron, sobre todo en lazona occidental, restos de estuco pintado simulando columnas jaspeadas, motivo decorativo bien conocido en la pintura mural emeritense. El pavimento de la habitación era elmosaico, dispuesto sobre otro anterior, objeto de este estudio. Todavía, a occidente de la referida habitación, se observaron las huellas de otra con pavimento de mortero de cal y ladrillo, el mal llamado opus signinum, mientras que en el lado N. se desarrollaba un patio que proporcionabaluz a estas estancias con el mismo tipo de suelo. En las prospecciones realizadas por el equipo de Mérida se pudieron conocer otros detalles delestablecimiento rural: unas habitaciones ubicadas en la parte N. de la casa y restos de una acequia. Igualmente se detectó la presencia de un granero, donde se recuperó w dolium, con boca tapada con loseta de cerámica. Entre el material recuperado en los trabajos de descubrimiento de la habitación delmosaico, unos fragmentos de vasijas de vidrio (copa, ungüentario, plato y recipiente indeterminado) y una moneda de bronce que no hemos podido llegar a ver. La noticia de este hallazgo fue publicada en el diario regional Hoy con fecha de 28 de febrero, Trasla prospección y análisis de lai ruinai aparecidas se determinó por parte del Director de las Excavaciónes de Mérida, para evitar su deterioro, el arranque del mosaico. Esta labor fue dirigida por el señor Díaz * Este artículo, que ofi'ecemos a 1a memolia de la doctora Milagros Gil-Mascarell, io hemos realizado de acuerdo con el Proyecto n 550501 de la D.G.I.C.YT. (<Los elementos integrantes de los programas decorativos de las villae hispanorromanas>) del que formamos parte. I A é1 debemos todos los datos que aquí expresamos. Igualmente de don Juan Antonio Díaz Pintiado, encargado entonces del Patronato de la Ciudad Monumental y de las Excavaciones de Mérida en todo io refe¡ente a ca¡acterísticas técnicas del pavimento, que é1 arrancó y consolidó. De1 señor Díaz Pintiado es el dibujo que presentamos, único elemento gráfico de que disponemos, que ha sido delineado, con las sugerencias tanto de su autor como de las nuestras, por don Antonio Sierra.  JosÉ MARíA Árv¡nnz u¿.nrÍwzzPintiado durante el mes de septiembre. Una vez concluidas las tareas de consolidación del pavimento en el taller de Mérida, se procedió a su traslado al Museo Arqueológico Provincial de Badajoz donde se conserva. 2. LA VILLA La villa de <La Vega>>, ubicada en pleno corazón del territorium emeritense, se hallaba junto a la orilla derecha del Anas, en un terreno situado a unos 180 m. de altitud y muy cerca de una de las calzadas que unían Augus'ta Enterita con su puerto, Otisipo (ÁIvarez Martínez, 1981,10-13). Por los materiales arqueológicos recuperados en diversas prospecciones realizadas por é1 (fragmen-tos de sigillata sudgálica, de sigillata hispánica, de paredes finas, lucernas y monedas bajoimperiales), el doctorRodríguez Maltín, afaha de una excavación sistemática, viene a situar el período de vigencia de esta villa entre los siglos I y IV d. C. (Rodríguez Martín, 1993, 23-24). A todo ello vendría añadirse, además, la particularidad de que bajo el pavimento musivo existía otro anterior que responde a otra fase del establecimiento. Como ha puesto de manifiesto Rodríguez Martín en sus fundamentales estudios sobre la arqueolo- gíarural romana en esta zonade las Vegas Bajas, este área se vio poblada desde el principio, araíz de la ftrndación de la colonia Augusta Enterita, cuando se organizó su teritolio y se proyectaron sus vías de comunicación. Es de esta manera cómo poco a poco vamos conociendo los caracteres de esta tem-prana implantación rural hasta ahora poco valorada, aunque sí determinada para otros lugares de Extre-madura (Cenillo-Fernández Corcales, 1980; Cerrillo, 1981; Cenillo, 1983). Rodríguez Martín llega a determinar tres momentos, con sus fases y con las matizaciones que se producirán a rnedida que avancen los estudios sobre la evolución de la vida de las villae y de los establecimientos agr'ícolas de la zona: a) el que abarcaría desde la mitad del siglo I d. C. (quizá, algo anterior) hasta la segunda mltad del siglo II d. C.; b) el que comprende la totalidad de la segunda centuria y una buena parte de la tercera, sin quesea posible precisar su límite final, y c) el bajoìmperial, del que se conservan los elementos más espec- taculares (Rodríguez Martín, 1993,56). A este último período corresponden las estructuras halladas en la breve campaña de excavaciones de 1971. Por lo demás, su ubicación es casi canónica en relación a los caracteres esbozados en su día a propósito de la elección de los emplazamientos (Cenillo, 1984): junto a una vía de comunicación, una corriente de agua y en buenos terrenos de labor. En cuanto a la estructura de la casa, poco es lo que conocemos, pero su esquema apenas diferiríadel ya analizado en otras de la zona, es decir', obedecería al de patio porticado o peristilo en la pars urbana y comprendería los establecimientos y servicios tradicionales.Sí queremos expresar la desazón que nos embargó cuando visitamos el lugar en el verano de 1994 en compañía de otros investigadores, al comprobar que una buena parte del establecimiento rural romano había sido destruido con motivo de nuevas explanaciones llevadas a cabo allí recientemente. Afortunada-mente todavía, aunque no sabemos por cuánto tiempo, quedan algunas zonas intactas. 3. EL MOSÄICO Sin duda lo más llamativo de este halTazgo es el mosaico que pavimentaba la habitación descubierta, y no porque el ejemplar sea de buena calidad, sino por el hecho de que aparczcafirmado por un musivariusde nombre Dexter, cabeza de un taller probablemente local que trabajó por el territoriuttt emeritense.Esta particularidad no pasó desapercibida a los especialistas, que dieron a conocer el nuevo nombre demosaísta2. 3.1. Descripción (Fig. i) Las dimensiones del pavimento son: 9,80 m. x 8,05 rn., prácticamente la superficie de la habitación que ocupaba. Las teselas empleadas son de procedencia local, las utilizadas por los talleres emelitenses. 2 Han sido varios los que han referido el nomble del mosaísta: Gorges (1979, 194); Floriani Squarciapino (1982, 52); Lancha (1984, 51; 1990); Álvarez Maltínez (1986, 108); Donderer (1989, 88, A 55); Górnez Pallares (1991, n 1.13), HE (1,116).  EL IUIOSAICO DE <DEXTER DE LA VILLA ROMANA DE LA VEGA PUEBLA DE LA CALZADA 213 z- -\ \ -.- Fig. I.-EI Mosaico deDextet. Dibu.jo de A. Sierra, de acuerdo con el que realizó en su día don J. A. Díitz Pintiado. Enlabandade enlace sus'dimensiones oscilanentre 1 cm3.y 7 mm3.; enlos distintos cuadros enlos quese compartimenta la superficie musiva abundan las de 7 mrÑ. En la banda de enlace, los tonos empleados son: negro de diorita, verde, blanco calizo, rojo de cerámica y ocre. En los cuadros se repiten estas tonalidades, pero con varios matices de tonalidades roja y rosada. No hemos podido, al contrario de lo que en su día realizamos en el conjunto musivo hallado \7 /Àf a/\ fl /\D N  JOSE MARIA ALVAREZ MARTINEZ en Mérida, un análisis petrográfico, pero es fâcII percatarse de que estamos en presencia del mismomaterial. Se trata de una composición de gran ornato y decoración múltiple con motivos geométricos y florales y algún detalle zoomorfo. Ofrece la particularidad de conservar la firma del artífice en un cuadro casi central (Lám. 1). 3.1.1. Banda de enlace Está compuesta de múltiples listeles formados por teselas de diversos colores: blanco calizo, rosa mármol, rojo cerámica y negro diorita. En el centro de uno cle sus lados, el correspondiente al umbral, la banda se intemrmpe y nos ptesenta, a modo de metopas, una composición lineal. Se aprecian, de izquierda a derecha: a) tres hojas lanceoladas que surgen de un motivo triangular en rojo, en cuyos extremos se desa- rrollan dos sencillas volutas; b) unos cuadrados formados por dos triángulos de teselas rojas afrontadas y otros dos en teselas de piedra ocre igualmente afrontados; c) el motivo de las tres hojas que se ve en a, pero con variación de motivos informes de tonos negro y ocfe; d) un nudo de Salomón; e) unas volutas con hojas de hiedra y lanceoladas; Ð el motivo de a. 3.1.2. Orla Se desarrollan, en cuadros separados por filetes negros, los siguientes motivos junto a la banda de enlace: him. 1.-El Mosaico deDexter en el jardín del Museo Arqueológico Provincial de Badajoz, en 1978.  EL MOSAICO DE <DEXTER> DE LA VTLLA ROMANA DE LA VEGA PUEBLA DE I-A. CALZADA a) sucesión de círculos secantes que determinan flores de cuatro pétalos de tonalidades rojas y ocres; b) cuadrados divididos en dos porciones triangulares; las tonalidades: blancas, negras, ocres y rojas; c) mismo tema de a; d) faja estrecha de cheurones superpuestos; e) estrecha faja de tallo ondulado del que surgen hojas lanceoladas y de hiedra; Ð faja vertical de estrecho ajedrezado (cuadros negro, blanco, ocre y rojo); g) faja de estrechos círculos enlazados con cuadrado curvilíneo; h) faja perdida; Ð faja de rombos; j) faja de cheurones superpuestos; k) faja de rectángulos con superficies compartimentadas con círculos y triángulos; 1) faja compuesta por dos rectángulos donde se inscriben sendos rombos que contienen círculos y éstos, a su vez, estrellas de cuatro puntas; m) faja de rectángulos divididos interiormente por dientes de sierra; n) faja de cheurones superpuestos; o) faja con rombo que inscribe un círculo con apéndices de hojas lanceoladasi p) faja con círculos secantes que determinan flores cuadripétales. 3.2.2. Campo musivo La superficie del campo musivo responde al esquema del reticulado, con cuadrados, no exactamente iguales, separados por un cable de cuatro cabos de tonalidades rojas, blancas, ocres y negras. A su vez, los cuadrados aparecen igualmente delimitados por un cable de dos cabos. Este enmarque particular de los cuadrados está completado con otros motivos de decoración lineal: hojas, ajedrezado, ovas, cuentas, triángulos dispuestos en línea vertical, cheurones superpuestos, elipses alternando con motivos fusiformes, triángulos afrontados formando un cuadrado, etc. Los cuadros contienen los siguientes motivos: a) cuadrados con círculos inscritos que se dividen en una faja hecha de hojas y frutos, con una zona central donde, sobre fondo blanco, se ve el <<nudo de Salomón>>; b) el mismo motivo con la variante de la franja circular que enmarca o rodea el <<nudo de Salomón> por medio de cheurones superpuestos; c) cuadrado con círculo inscrito con banda circular de úenza de dos cabos y un cuadrado en elcentro formado por cuatro triángulos contiguos de diversos tonos; d) cuadrado con círculo inscrito con banda circular de hojas y cuatro triángulos con lado inferior redondeado para formar el círculo central; e) cuadrado con cable de dos cabos que delimita o enmarca a una estrella de 8 puntas formada por dos sencillos cuadrados (una línea de filete negro). A su vez, en el interior, un octógono contiene un <<nudo de Salomón>; Ð rnismo motivo, pero el octógono encierra motivos trapezoidales que convergen en un círculo central más o menos floreado. El cuadro más importante, en posición casi centrada y de caúrcter rectangular, es el que contiene la firma del musivarius Dexten El rectángulo comprende un marco de cable de dos cabos. Su interior aparece decorado por un círculo compartimentado en triángulos del que surgen tallos de hiedra con sus correspondientes hojas, así como otros que comprenden detalles fitomorfos de dos pétalos. Entre los motivos vegetales, la firma del mosaísta: EXOFFICINA\ DEXTERI. Las teselas de la primera línea son de cerámica, mientras que las de la segunda de diorita oscura (Lâm.2). 215
We Need Your Support
Thank you for visiting our website and your interest in our free products and services. We are nonprofit website to share and download documents. To the running of this website, we need your help to support us.

Thanks to everyone for your continued support.

No, Thanks